En nombre de este sufrido pueblo

El periódico boliviano „Opinión“ (Cochabamba) publicó un texto mío en su columna „Un poco de sal“. Aquí viene el texto completo:

 

UN POCO DE SAL

En nombre de este sufrido pueblo

| Teólogo laico alemán stefansilber@gmx.de | 19 oct 2018 | Ed. Imp.

“En nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día más tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: ¡cese la represión!” San Óscar Romero de América, obispo y mártir, canonizado por el papa Francisco el domingo pasado, selló con estas palabras la orden de su propio asesinato. “En nombre de este sufrido pueblo”: ¡Cómo desearíamos escuchar estas palabras hoy de la boca de sus hermanos en el episcopado!

Los lamentos de los pueblos sufridos siguen subiendo hasta el cielo, “cada día más tumultuosos”. Hay pueblos sufridos en todo el mundo, en toda América. Los pueblos indígenas de Brasil y de toda la Amazonía están sufriendo un genocidio lento y doloroso. Sus gritos, mezclados con el grito de la Hermana Madre Tierra, como dice el papa Francisco, están subiendo hasta el cielo.

La situación actual en Bolivia es muy diferente de la de El Salvador en los días del martirio de San Óscar Romero. No hay comparación posible entre la represión y la explotación por parte de la oligarquía derechista salvadoreña de los años setenta y el presente boliviano. Pero también en Bolivia, el lamento de las personas sufridas y de la Madre Tierra sube hasta el cielo.

Y esto ocurre en un país, cuyo Gobierno, según su propio criterio, habla en nombre del pueblo, lo escucha y lo representa. Desde ciertos puntos de vista, no se puede negar incluso que esto es cierto. Y, sin embargo, también en Bolivia, es necesario escuchar y no hacer callar los lamentos del pueblo sufrido y de la naturaleza. Quizás es precisamente por este hecho de que el Gobierno se llame popular, ¿quién puede representar al pueblo sufrido frente a y en contra de un Gobierno popular?

¿Dónde están los profetas que se oponen a la corrupción, la violencia y la impunidad? ¿Dónde están los representantes de la Iglesia que alzan la voz –como el santo profeta de El Salvador– “en nombre de este sufrido pueblo”?

Hay, ciertamente, quienes hablan “en nombre de Dios”. Pero, a diferencia de San Romero, utilizan el nombre de Dios para hablar de valores abstractos, normas del catecismo, privilegios anticuados y no denuncian el sufrimiento del pueblo. ¿Por qué parece tan difícil reconocer la voz de Dios en el lamento del pueblo?

Advertisements

Romero: ¿Santo de la teología de la liberación?

La redacción de la Deutsche Welle en español me entrevistó, junto a Rodolfo Cardenal SJ y Martín Maier SJ sobre la pregunta si Romero es un santo de la teología de la liberación. Bueno, sí y no, diría (y dije) yo. Es un santo de toda la Iglesia, y esto no significa que toda la Iglesia esté reconociendo la importancia de la teología de la liberación. Pero, bueno, sí que es un paso importante hacia adelante.

Y, ante todo: Romero es un Santo del pueblo latinoamericano, y salvadoreño en especial.

Zwei neue Veröffentlichungen

Wieder zuhause angekommen habe ich hier zwei neue Belegexemplare vorgefunden:

img_20180919_145614.jpg

  • Lebendig und lebensnah. Warum interkulturelle Partnerschaften ein Gewinn sind, in: Forum Weltkirche 137 (2018) 5, 29-34
  • Versuchung Sprache, in: Hirschberg 71 (2018) 9, 536-541

Zwei völlig verschiedene Beiträge zu unterschiedlichen Themen … beides finde ich sehr spannend.

 

Presentación del libro „Poscolonialismo“

Anoche se realizó la presentación de mi libro

Poscolonialismo. Introducción a los estudios y las teologías poscoloniales (El tiempo que no perece 3), Cochabamba: Itinerarios / CMMAL 2018 | ISBN 978-99974-343-0-2 | 152 pp.

José Luis López, del Centro Maryknoll, y autor del prólogo hizo una buena introducción a la temática. Después de mi propia intervención se desarrolló un vivo debate. Gracias a todas las personas que organizaron el evento!